Fecha de recepción: 13-03-2024 Fecha de aprobación: 27-032024
pág. 326
ISSN: 3005-2610 (En Línea) Abril-Junio, Vol.5, No.2, Año 2024
https://doi.org/10.61368/r.s.d.h.v5i2.138
Modicación de los hábitos de lectura en venes universitarios a partir de la
inserción de formatos digitales
Modication of reading habits in young university students through the insertion of digital
formats
María Guadalupe Hernández Sierra
1
maria.hs@slp.tecnm.mx
https://orcid.org/0000-0002-2979-0523
Tecnológico Nacional de México / Instituto Tecnológico de San Luis Potosí
México
Irene Zapata Silva
irene.zs@slp.tecnm.mx
https://orcid.org/0000-0001-8050-8151
Tecnológico Nacional de México/Instituto Tecnológico de San Luis Potosí
México
Francisco Javier Segura Mojica
francisco.sm@slp.tecnm.mx
https://orcid.org/0000-0001-5981-9246
Tecnológico Nacional de México/Instituto Tecnológico de San Luis Potosí
México
Blanca Estela Ramírez Gámez
blanca.rg@slp.tecnm.mx
https://orcid.org/0009-0002-0685-5598
Tecnológico Nacional de México/Instituto Tecnológico de San Luis Potosí
México
María Alejandra Escobar Cisneros
L21180557@slp.tecnm.mx
https://orcid.org/0009-0007-2248-8536
Tecnológico Nacional de México/Instituto Tecnológico de San Luis Potosí
México
1
Autor principal.
1
Correspondencia: maria.hs@slp.tecnm.mx
pág. 327
ISSN: 3005-2610 (En Línea) Abril-Junio, Vol.5, No.2, Año 2024
RESUMEN
El tipo de investigación fue exploratorio y descriptivo de diseño transversal. Es un estudio con
enfoque cuantitativo mediante la aplicación de una encuesta digital a 214 estudiantes de nivel
superior para conocer sus preferencias, inconvenientes y costumbres respecto de la lectura
recreativa. Los principales resultado mostraron que 77 personas realizan frecuentemente lectura.
Cuarenta y dos sujetos de estudio no leyeron ningún libro en el año 2023 y 147 leyeron entre uno
y cinco. De los encuestados, el género preferido de las mujeres es la novela romántica con 38
votos y el de los hombres es la novela de ciencia cción con 57 adeptos. La información obtenida
muestra que la mayoría de los jóvenes no tienen el bito de la lectura. El fomento de esta
actividad es tarea de todos: autoridades educativas, profesores, padres de familia y sociedad en
general. Es interesante resaltar que 106 estudiantes tienen menos de 10 libros en casa y la
principal causa por la que maniestan no leer es la falta de tiempo, elegido por 185 discentes.
Palabras clave: lectura; acervo bibliográco; libro impreso; formato digital; benecios de la lectura
pág. 328
ISSN: 3005-2610 (En Línea) Abril-Junio, Vol.5, No.2, Año 2024
ABSTRACT
The type of research was exploratory and descriptive with a cross-sectional design. It is a study
with a quantitative approach where a digital survey was applied to 214 higher education students
to nd out their preferences, drawbacks, and habits regarding recreational reading. The main
results found showed that 77 people frequently read. Forty-two study subjects did not read any
books in the year 2023 and 147 read between one and ve. Of those surveyed, the preferred genre
of women is the romantic novel with 38 votes and that of men is the science ction novel with 57
followers. The information obtained shows that most young people do not have the habit of
reading. Promoting this activity is everyone's task: educational authorities, teachers, parents, and
society in general. It is interesting to note that 106 students have less than 10 books at home and
the main reason why they say they do not read is lack of time, chosen by 185 students.
Keywords: reading; bibliographical collection; printed book; digital format; benets of reading
Cómo citar: Hernández Sierra, M. G., Zapata Silva, I., Segura Mojica, F. J., Ramírez Gámez, B. E., & Escobar Cisneros, M. A.
(2024). Modificación de los hábitos de lectura en jóvenes universitarios a partir de la inserción de formatos digitales. Revista
Científica De Salud Y Desarrollo Humano, 5(2), 326345. https://doi.org/10.61368/r.s.d.h.v5i2.138.
pág. 329
ISSN: 3005-2610 (En Línea) Abril-Junio, Vol.5, No.2, Año 2024
INTRODUCCIÓN
El objetivo de este estudio es conocer el hábito de lectura de los alumnos universitarios, a partir
de la introducción de los nuevos formatos digitales.
El término lectura se dene como “Interpretación del sentido de un texto” (Real Academia
Española, 2023, denición2) y lector “Que lee o tiene el hábito de leer” (Real Academia Española,
2023, denición1).
La competencia lectora la expresa el comité de expertos de la OCDE, Organización para la
Cooperación y Desarrollo Económico (2006) como la capacidad de comprender, utilizar y
analizar textos escritos para alcanzar los objetivos del lector, desarrollar sus conocimientos y
posibilidades y participar en la sociedad” (p.48).
Los orígenes de la lectura, accesible al público en general, comenzaron con la invención de la
imprenta y la creación de los libros impresos, que hasta nuestros días siguen existiendo. Sin
embargo, ha aparecido un nuevo formato, el digital, el cual pudiera competir sobre lo tradicional.
En 1971 comenzó la digitalización de libros con el Proyecto Gutenberg, que cruna biblioteca
con acceso gratuito. La venta de libros digitales comenzó en 2007, revolucionando la preferencia
de los lectores en cuanto al formato (Dommar, 2023).
En épocas anteriores la lectura era privilegio de pocos, a partir de que la desigualdad educativa
ha ido disminuyendo con el surgimiento de la educación pública en México en el siglo XIX, esta
oportunidad está al alcance de casi todos (Ortiz & Rodríguez, 2020). Hoy en día, la capacidad
lectora se adquiere desde el nivel primario, puesto que permite fomentar en los niños
conocimiento sobre otros tiempos, historias, lugares y personajes (Alzuri et al., 2020, Guamán &
Rea, 2021) y se sigue formando en los niveles educativos posteriores. Además de ser un factor
esencial del desarrollo humano porque ayuda en el desenvolvimiento de la persona y la vida en
pág. 330
ISSN: 3005-2610 (En Línea) Abril-Junio, Vol.5, No.2, Año 2024
sociedad, otorgando a los lectores mejores oportunidades en el sector laboral (Organización de
las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, 2024).
La lectura favorece el pensamiento, ya que ayuda a activar el proceso de análisis-síntesis de la
información, además de mejorar la imaginación, ampliar el vocabulario, cultivarse en diversas
temáticas, adquirir una correcta competencia de redacción, entre otros. Esto favorece la inserción
laboral en el mundo globalizado y en continuo cambio de hoy en día (Sánchez et al., 2021, Jarvio
& Ojeda, 2020).
La lectura por placer, de forma libre y espontánea (Alzuri et al., 2020), del género preferido de
cada persona, además de otorgar las ventajas antes mencionadas, permite al lector invertir su
tiempo de ocio de manera productiva. En el estudio de Wang et al. (2020) se menciona que en
China algunos síntomas manifestados durante el aislamiento por pandemia fueron la ansiedad,
depresión, insomnio, aburrimiento, estrés, entre otros, es de suponerse que esto sucedió a todos
los que nos vimos inmersos en la situación de connamiento. En México, esta información se
conrma en el estudio titulado Sentir de alumnos universitarios y bachillerato luego de 17 meses
de connamiento por COVID-19 publicado por Zapata et al. (2021), agregando sentimientos
como desesperación, desánimo, preocupación, malestar físico general, deseo de comer en exceso
y tristeza, emociones que desestabilizaron a los estudiantes durante el connamiento. Este trabajo
concluye que algunos discentes maniestan una fase inicial de deterioro en su salud mental. Este
hábito pudo haber ocupado y tranquilizado a los jóvenes, permitiéndoles alejarse del monitor de
la computadora y del celular para descansar su vista, o bien, mientras tenían que compartir el
dispositivo con algún otro miembro de la familia, para hacerlo en ejemplares tradicionales del
formato físico o seguir en los dispositivos electrónicos con los nuevos formatos digitales. Sin
pág. 331
ISSN: 3005-2610 (En Línea) Abril-Junio, Vol.5, No.2, Año 2024
embargo, como lo indica Sánchez et al. (2021) “a pesar de sus benecios, la lectura por placer es
una práctica poco extendida en México” (p. 5).
En la página del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (2022) donde se
publican los resultados del estudio MOLEC (Módulo sobre lectura) se indica que el promedio de
libros leídos por la población letrada mexicana del periodo comprendido entre 2021 y 2022
aumentó a 3.9 libros en promedio por persona. Siendo los hombres los que más leyeron con un
indicador de 4.2 y las mujeres 3.7. Y de acuerdo con el género, también existen preferencias, ya
que el sexo femenino se decanta por libros y revistas y el masculino por periódicos y lecturas en
formato digital.
La lectura de textos no académicos es un bito que se adquiere a largo plazo, por lo que se
fomenta desde los niveles de formación inicial, pretendiendo que en el nivel superior ya se posea
y se haga por gusto, no por obligación. La casa constituye una extensión de la escuela, por lo que,
para adquirir el gusto por la lectura, es conveniente que en el hogar se cuente con la disposición
de libros adecuados para todos. Este hábito debe inculcarse desde edades tempranas, aun cuando
el niño no sepa leer, es decir, involucrando a los padres o adultos a cargo a leerles en voz alta
libros con imágenes alusivas e interesantes y cuando crezcan procurar tener un acervo
bibliográco con los intereses personales y adecuados a las edades de cada uno. Los jóvenes
universitarios deberían dedicar su tiempo libre en actividades más culturales que los adolescentes
y niños (Gil et al., 2021).
Dentro de los planteles educativos es conveniente contar con espacios destinados para este n,
como son las salas de lectura que la mayoría de las instituciones de nivel superior poseen,
acondicionadas con variedad de géneros literarios, mobiliario, iluminación, ambiente silente y
horarios accesibles. Además, con acceso gratuito a bibliotecas o ejemplares digitales y los
pág. 332
ISSN: 3005-2610 (En Línea) Abril-Junio, Vol.5, No.2, Año 2024
dispositivos adecuados para su lectura. Aun así, la mayoría no está actualizado en cuanto a las
preferencias del estudiantado, tal vez por considerar los géneros desestabilizadores,
revolucionarios, agitadores de la juventud. Y entonces, los alumnos no asisten, porque no les
proporcionan ejemplares de su interés (Souto, 2022).
Como lo explica Loayza-Maturrano (2022) en su estudio, desde siempre, en la educación superior,
se ha reconocido la importancia de la lectura, ya que, proporciona información accesible para
que los estudiantes la entiendan y adquieran cognición. Además, los lectores en este nivel
educativo ya tienen una madurez lectora que les permite reexionar y realizar críticas sobre sus
lecturas (Jarvio & Ojeda, 2020).
Con la introducción de la tecnología en todos los aspectos de la vida diaria, los jóvenes
estudiantes, dedican su tiempo de ocio a otros quehaceres como son juegos en línea, interacción
en redes sociales y la búsqueda de información por medios digitales (Alzuri et al., 2020, Gil et al.,
2021). A partir de la incorporación de los libros en formato digital a nivel mundial, en la segunda
década del siglo XXI, las ventas de los ejemplares en papel disminuyeron y aumentaron las de
los libros digitales y los aparatos especializados en los que se puede leer. Esto sin contar que
puede existir piratería en los medios electrónicos, para la descarga gratuita de los textos, por lo
que muchos lectores se decantan por el formato digital sobre el impreso (Soler, 2010).
Como lo indica Cárdenas (2024) el 93% de los textos de lectura a nivel mundial están en formato
digital, lo cual corrobora que este tiene gran aceptación entre los lectores. En el texto impreso la
lectura se realiza de manera secuencial, es decir, de principio a n, a diferencia del texto digital
donde es el lector quien decide cómo ordenar la lectura de los contenidos, por consiguiente,
hipertextual. Para los inmigrantes digitales, acostumbrados al proceso de lectura lineal, el libro
impreso era lo que conocían y tal vez a algunos les cueste trabajo acostumbrarse al formato
pág. 333
ISSN: 3005-2610 (En Línea) Abril-Junio, Vol.5, No.2, Año 2024
digital. Sin embargo, para los nativos digitales, ofrece grandes ventajas. Para comenzar su manera
de interactuar con el mundo que les rodea ya es diferente, están acostumbrados a tener varias
páginas abiertas en el navegador, por lo que el dispositivo electrónico de lectura se ajusta a su
manera de leer sin un orden secuencial. Además, estas nuevas generaciones están más
conscientes del cuidado del medio ambiente y desean contribuir a que aminore la tala de árboles
para la producción del papel donde se imprimen los libros físicos, la contaminación de su
distribución y venta y el espacio material que ocupan.
En 2016, como lo evidencia Hartl (2016) la preferencia por el libro en formato digital creció en
México, según los datos proporcionados por la Cámara Nacional de la Industria Editorial
Mexicana (Caniem). Además de ser fácil de transportar, ofrecer experiencia hipertexto, con
animaciones en voz y movimiento, generalmente es más económico, aun cuando supone que se
disponga de un dispositivo electrónico. En la red, pueden encontrarse recomendaciones de
personas con los mismos intereses, incluso hasta interactuar con el mismo autor o editor.
El estudio de Alzuri (2020) señala que el hábito de la lectura, por placer o gusto, está a la baja. Sin
embargo, los libros electrónicos a los que tienen acceso los jóvenes y su respectiva lectura, es
muy difícil de contabilizarse. En la actualidad, el ritmo de vida es acelerado por lo que se dispone
de menos tiempo para el ocio y las actividades que se pudieran realizar en este espacio-tiempo.
METODOLOGÍA
El tipo de investigación fue exploratorio y descriptivo de diseño transversal y se utilizó un enfoque
cuantitativo. La recogida de información se efectuó a través de una encuesta digital de
preferencias personales, dicho instrumento fue validado por juicio de expertos, tuvo una prueba
piloto. Los datos consideran información del año 2023.